Para los que se piensen que una mujer cuya edad sea mayor a 50 no pueden ser unas buenas putas en la cama, debo deciros que os equivocais; yo tengo un problema y es que mi polla es muy grande y gruesa, por lo que las chicas cuando piensan que se van a meter semejante monstruo por el coño huyen.

En mi búsqueda por encontrar alguien con quien pudiera follar, me encontré a esta madurita en un bar, guapa y con buen cuerpo que tras unas copas me propuso ir a su casa, a lo que accedí a ir con ella y finalmente cuando llegamos no nos tomamos ni el café, se quito la ropa me enseño sus tetas y al ver mi polla se le abrieron los ojos, pero se la metió en la boca y me hizo una mamada como nunca me había hecho otra chica, desde ese momento busco maduritas que le quepa bien mi polla en su coño, que ellas si que saben lo que es disfrutar.

Seguir leyendo entrada de maduras »